Sobre planes y primavera

Setiembre es sinónimo de primavera y florecer, de colores, mariposas, brotes, nacimientos, transformación… es el mes que para mí simboliza lo más lindo de los ciclos, la parte de renacer, de recuperar lo que parecía perdido de alguna manera.

A veces podemos sentirnos abrumadas por la cantidad de proyectos e ideas que nos inspira esta época… y correr el riesgo de no hacer nada. 

¿Qué podemos hacer?

  • No pinches tu «mente globo» si la tenés. Aprovechala… pero ponela en su lugar.
  • No te disperses con cada idea que te surja, porque vas a terminar como yo jeje
  • Anotá las ideas en una libreta, en tu teléfono, donde sea pero juntas (sí, porque después no sabés dónde están) y dedicate un rato, un día a la semana, o al mes, a bajarlas más a tierra.
  • Planificá día a día según tu plan. Mantenete al menos una semana adelantada con las cosas hechas. Te aseguro que la tranquilidad de saber que lo que necesitás «ya está», te permite ser más productiva y actuar mejor ante los imprevistos que surgen día a día.
  • Hacé primero lo que no te gusta, lo que menos te motiva, con la ilusión de que cuando termines eso podrás hacer lo que quieras.
  • La planificación, tener las cosas previamente, anotar en la agenda cuándo vas a hacer cada cosa… te aliviará la mente, te lo aseguro (y ahora me pregunto por qué no lo estoy haciendo ahora…)

Si estás continuamente creando, innovando, sumando ideas a lo que ya tenías o queriendo abarcar demasiado… podrás sentirte abrumada fácilmente, y con la sensación de que no lográs ningún objetivo. Podrías correr tras una zanahoria continuamente, y no concretar.

Por otro lado, si planificás demasiado, a largo plazo y sin un margen de flexibilidad, podrías lograr los objetivos que te planteaste, pero perdiendo algunas oportunidades por el camino (porque no las viste o porque no te permitiste tenerlas en cuenta).

El equilibrio, nuevamente, es la medida justa: plan con flexibilidad, creatividad con ejecución, corazón con razón…

Y así, con ese equilibrio que te brinde una dosis de tranquilidad y seguridad, podrás ir paso a paso hacia tus objetivos.

No te apures, ni te detengas por analizar demasiado.

No te estanques en el plan, ni te vueles en el globo 😉

La mejor manera de llevar adelante un plan hacia tus objetivos es seguirlo con la apertura mental adecuada para cambiar lo que sea necesario.


Cada florecimiento es un proceso que lleva su tiempo, como cada flor requiere sus cuidados y su estación.

El momento en que vemos las flores abiertas, es el resultado de muchos cambios imperceptibles que se fueron dando, de a poquito, mientras parecía que no pasaba nada…

Por todo eso, una de las cosas que más quiero transmitir en setiembre (y que me pone más ansiosa) es ver nuestra posibilidad de descubrirnos en paralelo con el florecimiento típico de este mes.

El proceso de mirar hacia adentro, de pensar en nosotras, de ir descubriendo creencias, fortalezas y debilidades, nos permitirá florecer como quienes somos realmente… cada una a su tiempo.

En fin…

Sólo me resta decirte luego de esta catarsis primaveral, que cuando estés pronta para empezar tu camino a descubrirte… tenés disponible el ebook de Eurekaonline, que es como su buque insignia: «DESCUBRITE PARA SER QUIEN SOS».

¿Ya seguís Eurekaonline? ¿te suscribiste? ¿le pasaste el link a otras mujeres que estén dispuestas a estar mejor con ellas mismas cada día?

Dale, te espero en «el Universo Eureka» (que es una de las cosas que casi me hacen explotar mi mente globo en estos días ;))

Lorena